IMPORTANCIA DE LA CONSERVACIÓN DE LA FAUNA


En lo que respecta a la fauna, desde el microorganismo más pequeño, hasta el animal más grande, ya sea un elefante o un rorcual, es realmente importante para la supervivencia humana y para la conservación del medio ambiente. En primer lugar, cada animal, insecto o pájaro, tiene una función en la naturaleza, es decir, una función ecológica para mantener el equilibrio de la cadena trófica que se haya establecido. Estas funciones pueden ser, por ejemplo, contribuir en la regeneración vegetal de los campos, actividad que realizan muchos herbívoros como vacas, cabras y ovejas, sólo con el hecho de pastar y alimentarse de la hierba u otras plantas. Otra función es la que realizan muchos roedores y pájaros, que se alimentan de frutos o semillas que, una vez entran en contacto con el suelo (ya sea mediante defecaciones o por que las entierran) pueden germinar y colonizar nuevos territorios.

El hecho de que la fauna se estructure en distintos niveles de nutrición hace que se establezcan relaciones muy estrechas entre depredador y presa, las relaciones tróficas de los ecosistemas llegan a tal punto que sus índices poblacionales van fluctuando en función de las comunidades colindantes. En esta cadena trófica, el ser humano se sitúa en el punto más alto, de tal manera que se beneficia alimentándose de mucha de la fauna existente, dependiendo de una gran variedad de especies. 

Es por eso que debemos ser muy selectivos y rigurosos a la hora de escoger qué especies consumimos y también debemos saber en que estado de conservación se encuentran. De esta manera podremos llevar una dieta equilibrada y sostenible con la naturaleza.

Aún así, debe mencionarse que la explotación actual que estamos realizando de la fauna más consumida, como por ejemplo los cerdos, la ternera, el pescado o el pollo, es insostenible por muchos motivos. En muchos de estos casos, estos seres vivos están en habitáculos de tamaño muy reducido, viviendo en condiciones deplorables y explotados de tal manera que sólo viven para reproducirse y alimentar a la humanidad. Esta situación no podrá mantenerse por mucho tiempo, ya que la cantidad de animales que se consumen, el alimento que se les proporciona y la cantidad de residuos que producen, no se gestionan debidamente. 


FAUNA  SIERRA DE BENEJÚZAR


    La vegetación, relieve y situación de la sierra de Benejúzar, hace posible la presencia de gran cantidad de especies de fauna, quedando bien representada tanto en invertebrados como en vertebrados.

                         Cabe destacar la presencia de;

Aves rapaces como son: El búho real, águila perdicera, cernícalos, chotacabras, numerosas especies paseriformes (jilguero, oropéndola, etc.).  

Mamíferos: Conejos, liebres, zorros, ardillas.

Reptiles y anfibios: Culebra bastarda y escalera, lagarto ocelado, lagartija ibérica, rana común, sapos, etc..

    La observación de aves, así como la presencia de restos y huellas de la actividad animal, son un recurso muy valioso a la hora de llevar a cabo actividades de educación ambiental, teniendo para ello el “Paraje  de La Pilarica”.

0

 .