Escolopendra (Scolopendra cingulata)


     TAXONOMÍA

  • Reino: Animalia

  • Clase: Chilopoda

  • Familia: Scolopendridae

  • Especie: Cingulata

  • Filo: Arthropoda

  • Orden: Scolopendromorpha

  • Género: Scolopendra

* Es el miriápodo de mayor tamaño de Europa, llegando a alcanzar una longitud de 17 cm. Su coloración es muy variable, desde un marrón verdoso hasta marrón amarillento, más claro en los ejemplares jóvenes, con bandas transversales más oscuras, siendo la cabeza, antenas, último par de patas y último segmento del tronco de color anaranjado. Presenta 21 pares de patas, de los que destaca el último par, debido a su robustez y por mostrar numerosas y fuertes espinas.

Es un depredador que caza por la noche, inoculando el veneno de sus forcípulas a sus presas. Su alimentación se compone de invertebrados nocturnos, principalmente arañas, cucarachas y caracoles. En la época de cría, la hembra construye una cavidad donde posteriormente pone los huevos, a los que protege con su cuerpo.

     *** Sintomas en caso de picadura

* Su picadura en el hombre causa únicamente dolor y síntomas locales, como inflamación aguda con edema y necrosis local por acción del veneno inoculado. Estos síntomas disminuyen de intensidad a las dos o tres horas y suelen desaparecer totalmente pasados tres días. Sin embargo, en personas sensibles puede desarrollarse un shock anafiláctico, en cuyo caso se convierte en una emergencia médica.

Su picadura, realizada como hemos dicho a través de las pinzas situadas en la parte final del cuerpo, provoca un gran dolor, enrojecimiento y edema de la zona de la inoculación del veneno. En ocasiones puede provocar la aparición de pequeñas vesículas cutáneas. Excepcionalmente provocaría síntomas generales, que en todo caso serían parecidos a los que produciría un pequeño escorpión.

Ante la picadura de una escolopendra se debe inmovilizar la zona afectada y aplicar compresas frías sobre la misma. Puede utilizarse una pomada que contenga corticoides y antihistamínicos, así como analgésicos para calmar el dolor, tanto por vía tópica como por vía oral. Si los síntomas persistiesen, sería necesario acudir al médico para que éste administrase un tratamiento por vía general.

    *** Prevención

  • a) Evite el contacto.
  • b) No meta la mano o el pie en huecos entre las rocas o debajo de piedras sin asegurarse previamente de que no hay ningún animal.
  • c) Si nota uno sobre sus ropas, apártelo con un periódico enrollado u otro objeto, nunca con la mano.
  • d) Durante la noche protéjase con un mosquitero si duerme en lugares donde abunden estos animales.
  • e) No ande descalzo por la noche por el campo o jardín.
0

 .